INE acatará mandato de la Corte sobre recorte presupuestal

El Instituto Nacional Electoral (INE) acatará lo que resuelva la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) respecto a la  controversia constitucional que se interpuso contra el recorte presupuestal para 2020 por un monto de mil 71.5 millones de pesos.

En entrevista, la consejera Pamela San Martín anticipó que, de no resolverse esta controversia a pesar de que ya existe un proyecto que concede la razón al INE, sin duda se tendrá que presentar una nueva controversia constitucional para garantizar la autonomía de la autoridad electoral.

Aclaró sin embargo que al INE no le corresponde hacer alguna interpretación sobre el por qué la Corte no ha conocido de este asunto. “Creo que esa interpretación no lo corresponde al INE. A nosotros nos corresponde esperar y acatar lo que resuelvan los órganos jurisdiccionales”.

Cuestionada sobre si el instituto podría solicitar una ampliación a su presupuesto, San Martín Ríos y Valles, comentó a Notimex, que “eventualmente hay facultad para hacerlo. En caso de existir alguna situación de riesgo para las atribuciones, digamos, constitucionales y de ejercicios de derechos, sería un tema que se podría analizar”.

Recordó que previo a la ampliación del presupuesto, el órgano electoral celebró diversas reuniones con la Cámara de Diputados para poner sobre las mesas las razones de cómo fue que se construyó el presupuesto para el próximo año.

Al respecto, el consejero Enrique Andrade comentó que si la Corte le da la razón al INE “nos dará gusto. Esperemos y tenemos confianza en que el Poder Judicial y la Suprema Corte resolverán, por supuesto antes de que termine el año, si es que existe el proyecto a punto de por resolverse”.

En este tenor, el consejero Ciro Murayama rechazó que esta baja de más de mil millones de pesos, no pueda ser considerada como un recorte presupuestal, ya que el comparativo se debe hacer en función de 2017, cuando inicio el proceso electoral de 2018.

Cuestionado respecto a si el instituto debiera recibir donaciones o aportaciones de los partidos políticos para cumplir con sus tareas, aclaró que no. “Nosotros somos el árbitro, somos quien regula a los partidos. No podemos vivir de su favor para fiscalizarlos.

“Esta institución pública debe de vivir de recursos públicos, no de donativos de particulares, tampoco de los donativos de los jugadores. Sería invertir los términos y facilitar el debilitamiento del INE. Imagínense que el INE, para hacer su trabajo dependa que las dirigencias de los partidos le quieran hacer donativos. No”.

El consejero Jaime Rivera, garantizó que el recorte al presupuesto del Instituto, no pondrá en riesgo ninguna de las funciones esenciales sobre las cuales tiene obligaciones: elecciones libres, competencia equitativa y rendición de cuentas por parte de los actores políticos.

“Eso lo seguiremos cumpliendo en todo lo posible, aunque sí será inevitable ajustar algunas funciones, pero haremos todo lo posible porque no afecte nada sustancial, aunque sí implica posponer algunos gastos”.

Comparte: