La ciudad de México antes Distrito Federal desde los inicios del cine en nuestro país fue escenario de cientos de historia que si las enumeramos tal vez sería imposible sacar un top 10, es por eso que esta vez haremos una lista de buenas recomendaciones justo para celebrar el “Día Nacional del cine Mexicano” y justo puedo imaginar varios diciendo y ahora este wey que escribió pues nada, no es mentira.

Digamos que el año pasado aun con el copetudo Peña BB en el poder decreto presidencial, se declaró́ la fecha del 15 de agosto como el Día Nacional del Cine Mexicano con el objetivo de “reconocer el aporte cultural e ideológico de la producción cinematográfica nacional y promover estímulospara la industria” que encabeza el Instituto Mexicano de Cinematografía (Imcine), decidieron que esta fecha es el motivo perfecto para celebrar el cine nacional, compartir nuestras historias y disfrutar de nuestra diversidad cultural de la mano de quienes llevan el cine mexicano al público.

Este año alrededor de 200 funciones de cine gratuitas, en más de 100 sedes en toda la República Mexicana como Chihuahua, Baja California, Guerrero, Jalisco y Ciudad de México, entre otros. Destinarán un horario y una sala para proyectas una amplia selección de cintas hechas en México y como dato si les interesa los horarios, cedes y todas las películas que se exhibirán hoy 15 de agosto puedes consultarlas en www.imcine.gob.mx

Regresamos a lo nuestro nuestra forma esta columna hoy celebra a la cinematografía nacional con un especial de cine chilango, historias filmadas en la ciudad que a nuestro juicio todo buen chilango, capitalino o defeño, tiene que ver, aunque sea para tener platica en la borrachera.

Güeros 

Una genialidad de culto instantáneo urbana y adolescente, de estilo sesentero (aunque suceda en los 90′) protagonizada por tres jóvenes que se autodeclaran estar en “huelga de la huelga”. Repleta de fugas inclasificables, impulsada por una autoconsciencia hilarante, rodada en blanco y negro y plasmada en 4:3, “Güeros” es una cómica (prácticamente paródica) road-movie donde 2 hermanos, un casette y un mapa de la Ciudad de México su misión encontrar a una vieja estrella de rock

Roma

Esta la odias o la amas, pero sin duda es una maquila del tiempo magistralmente ejecutada con un diseño de arte que traslada a una época donde la ciudad era otra, pero con los mismos problemas y complejos de nuestros días, dos empleadas domésticas ayudan a una madre a criar a sus cuatro hijos durante las largas ausencias de su esposo. Una de las jóvenes, Cleo, se hace cargo de los niños como si fueran propios, a pesar de estar atravesando un momento difícil.

Fuera del cielo

Una fotografía cruda y un paisaje citadino de la ciudad que no pasea por elas calles del centro de la ciudad y sus barrios aledaños. Dos hermanos y su tío Jesús, una especie de padre adoptivo, se reencuentran después de cinco años. Un sólo día, 24 horas en que transcurrirá el cumpleaños del Cucú y el primer día de libertad de Malboro. La celebración de estar otra vez los tres juntos, la búsqueda del amor que no se olvida y que no se cura, la incertidumbre de una traición no resuelta y más dolorosa que la propia prisión.

Los olvidados

Un crudo retrato de los barrios bajos de la Ciudad de México de principios de los 50s, que nos muestra una realidad que a nuestros días sigue presente. El Jaibo es un adolescente que escapa de un correccional y se reúne en el barrio con sus amigos. Unos días después, el Jaibo mata, en presencia de su amigo Pedro, al muchacho que supuestamente tuvo la culpa de que lo enviaran al reformatorio. A partir de entonces, los destinos de Pedro y el Jaibo estarán trágicamente unidos.

Los caifanes 

Una película de culto, que revoluciono la forma de hacer cine en nuestro país. Una pareja joven de clase alta se escapa de una fiesta con la intención de tener un escarceo amoroso en un coche abandonado. La llegada del capitán Gato y de sus caifanes cambiará los planes de la pareja para esa noche. Juntos, ricos y pobres, realizarán un pintoresco y “didáctico” viaje nocturno por cabarets, gasolineras, parques, funerarias y fondas de la ciudad de México.

Al final de cuentas esta solo es una pequeña muestra del paisaje de la ciudad que dado vida a estas historias donde sus calles se vuelven protagonistas , donde el guion semeja la realdad que muchos vivimos día con día en esta caótica pero hermosa Ciudad de México, tal vez no se necesita un día del cine mexicano pero ayuda a recordarnos que hay cosa bien hechas y que no todo son comedias estúpidas al estilo videocine.

Comparte: